web analytics
Saltar al contenido

Hemorroides trombosadas

Por lo general las hemorroides tienden a sangrar, sobre todo las internas, este tipo de almorranas no suelen generar ninguna clase de síntomas, sin embargo, se pueden formar coágulos de sangre que pueden provocar un dolor muy intenso, por lo que debe recibir tratamiento médico, este tipo de almorrana son conocidas como hemorroides trombosadas.

Hemorroides trombosadas: ¿Qué son?

Las hemorroides trombosadas son del tipo de almorrana que presenta mucho dolor a la persona que la padece, no solamente al ir al baño, sino también al caminar y sentarse.

hemorroides trombosadas tratamiento
las hemorroides trombosadas hay que tratarlas de forma natural

Muchas veces ocurre un descenso en el flujo de sangre, esto hace que las hemorroides se llenen de sangre y formen un coágulo dentro de la hemorroide sin lograr salir, perjudicando tanto a las almorranas internas como las externas.

En este tipo de hemorroides es frecuente la formación de coágulos alrededor del ano, lo que causa  inflamación e inmenso dolor por lo que se requiere una intervención quirúrgica inmediata, debido a los posibles peligros que esto puede causar a la salud de la persona que lo padece.

Cabe destacar que la trombosis en las venas hemorroidales suele ocurrir luego de un gran esfuerzo exagerado al momento de defecar, después de una diarrea, luego de levantar un objeto muy pesado o estar mucho tiempo sentado o de pie.

¿Cuáles son los síntomas de hemorroides trombosadas?

Las hemorroides trombosadas comparten los mismos síntomas que las almorranas normales como son prurito, inflamación, molestia al defecar, sangrados, sin embargo, la diferencia más notoria es su aspecto.

Este tipo de almorranas ocurre gracias a un prolapso rectal, presentando un aumento de volumen, además se pueden observar las mismas de color violáceo o negruzco, adicionalmente, se experimenta un dolor muy intenso. Cabe destacar que su aparición es de forma repentina.

Hemorroides externas trombosadas

Las almorranas externas son protuberancias alrededor del ano, se pueden visualizar fácilmente, por lo general son dolorosas y de color oscuro, se pueden tratar las hemorroides externas con tratamientos caseros al que responden satisfactoriamente.

Pero algunas veces, suelen sufrir ciertas complicaciones por causa de una trombosis donde el coágulo no puede salir de la hemorroide, causando un nudo endurecido de color negruzco a orillas del ano, lo que causa un fuerte dolor.

Recomendaciones

Por lo tanto, para curar hemorroides trombosadas se requiere de tratamiento quirúrgico para extirpar el coágulo, debido a que se pueden presentar ciertas complicaciones que ponen en riesgo la vida, debido a que el coágulo o trombo puede obstruir la circulación de la sangre parcial o totalmente.

Si el bloqueo es parcial, se incrementa el riesgo de infecciones en la zona, pero si la obstrucción es total, se puede producir una gangrena lo que puede conllevar a la muerte si no se trata a tiempo.

Hemorroides trombosadas en el embarazo

De acuerdo a ciertas estadísticas, el 40% de las mujeres durante el embarazo pueden sufrir de hemorroides debido a la presión causada en las venas del recto, especialmente durante el tercer trimestre de gestación.

Como toda hemorroide externa, pueden presentar sangramiento durante la defecación lo que puede causar un susto a la madre, ya que la sangre es de un rojo intenso, pero a diferencia del sangrado vaginal, este no pone en riesgo la vida del bebé.

Tratamiento de hemorroides durante la gestación

Durante la gestación el tratamiento para las hemorroides trombosadas resulta un poco complicado, ya que mientras menos medicamentos tome la madre, mejor para ella.

Si existe mucho dolor, lo recomendable es ir al ginecólogo para saber el tratamiento a elección, debido a la condición, mayormente se indican tratamientos externos que se aplican directamente en el área afectada.

También se recomienda el uso de supositorios que no ponen en riesgo la vida del bebé, además se aconsejan tratamientos caseros como baños de asiento, compresas frías y calientes para mejorar la inflamación y el dolor.

¿Cómo prevenir las hemorroides durante el embarazo?

La mejor manera de prevenir las hemorroides durante la gestación es llevar una dieta balanceada, rica en fibra, beber mucha agua, realizar ejercicios pélvicos que ayudan la motilidad intestinal, hacer ejercicios que favorezcan la circulación, entre otras cosas más.

¿Cómo debe ser la higiene si existen hemorroides trombosadas?

Como las hemorroides trombosadas suelen ser muy dolorosas, luego de defecar, se aconseja lavar bien la zona delicadamente con un jabón neutro y secar.

También se pueden utilizar toallas húmedas en lugar de papel sanitario, debido a que son más suaves. Cabe destacar que la higiene es fundamental, por eso la zona debe permanecer bien limpia para evitar picor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *