【Hemorroides Durante el Embarazo】Causas y tratamiento Saltar al contenido

Las Hemorroides en el Embarazo

Evitar las almorranas en el periodo de embarazo

Las hemorroides en el embarazo son una especie de enfermedad causada por la presión sanguínea ejercida en la zona del ano. Esta enfermedad es muy común en la mayoría de las personas, si en algún momento llegas a poseerla, solo debes conocer los métodos recomendados para curar las hemorroides en el embarazo.

¿De que tratan las almorranas en el embarazo?

Las mujeres suelen sufrir de una inflamación en las venas que se encuentran en la zona del recto, esta inflamación es causada por el sometimiento a altas y reiteradas presiones en las venas.

Todo lo que debes saber sobre las hemorroides en el embarazo

Mayormente las hemorroides causadas en el embarazo son por las presiones que junto al estreñimiento, causan molestia en el ano, y de esta forma causan que las venas se inflamen y ocurra esta enfermedad.

Este tipo de enfermedad es muy delicada, y debes tener en cuenta varios factores clave para sanarte si te encuentras en la primera faceta de las hemorroides en el embarazo. Normalmente puedes acudir a un médico por medicamentos o también puedes asistirte tú misma de forma profesional en tu casa.

Sin embargo, siempre se recomienda visitar un doctor.

Hemorroides en el Embarazo
Como prevenir las hemorroides durante el embarazo

Síntomas de las hemorroides en el embarazo

El primer síntoma que podrás presentar será la inflamación de las almohadillas anales, esto es causado por la presión ejercida por las venas, causando que estas almohadillas se adentren, o expulsen poco a poco. Este síntoma por ser el primero que presentaras, es uno de los más dolorosos.

Básicamente, vas a darte cuenta de que tienes hemorroides al primer síntoma, porque es algo imposible de pasar por alto.

Estas almohadillas que se encuentran en la zona del ano, también pueden sangrar por la inflamación. Este sangrado es muy delicado y requiere un cuidado muy exigente ya que si el cuidado no es ideal podrían infectarse estas almohadillas causando una enfermedad de mayor grado a futuro.

No solo ocurre esto, en muchas de las ocasiones se te podrá dificultar caminar, sentarte, o incluso dormir, aparte de esto, la quemazón y el ardor en la mayor parte del día es muy molesto, incluso a la hora de ir al baño puede haber sangrado y ardor, sin embargo esto no significa que tu bebé corra peligro.

En otra de las ocasiones cuando el derrame de sangre se vuelve interno no te darás cuenta y será mejor que consultes a un médico lo más antes posible, para evitar graves problemas de salud en un futuro cercano.

Nuevamente se vuelve a recordar, que lo mejor en estos casos es ir a un profesional.

¿Por qué dan hemorroides en el embarazo?

  •  Extreñimiento

Esta enfermedad es causada principalmente por el estreñimiento que consiste en una retención de los fluidos renales que se encuentran en el intestino grueso, ocasionando que exista presión en el ducto del recto, y esto causa que la expulsión de las heces se complique mucho.

  •  Aumento de Útero

Posteriormente, también las hemorroides en el embarazo se ven ocasionadas por el aumento del útero en el embarazo. Esto vuelve a la mujer más propensa a las hemorroides, e incluso otro tipo de enfermedades como las varices en las piernas, y nauseas.

  •  Exceso de Progesterona

El aumento excesivo de las hormonas progesterona causa que las venas se inflamen con mayor facilidad, ya que estas hormonas causan que las paredes en que se encuentran las venas, se aligeren y estas venas puedan inflamarse con mayor volumen.

¿Qué debes hacer si tienes hemorroides durante el embarazo?

Si tienes hemorroides durante el embarazo es importante que tomes las siguientes precauciones:

  • Debes evitar hacer fuerza

    Evita hacer fuerza y además muchos oficios en el hogar, también debes mantener unos días con mucha tranquilidad si quieres empezar a mejorar.

 

  • Tomar agua es esencial

Hidratate mucho para que apures la mejora en este proceso que por naturaleza es muy lento y  doloroso.

  • Mantener una dieta equilibrada.

Es de suma importancia ya que una dieta balanceada te protegerá y las hemorroides no podrán evolucionar.

  • Podemos padecer almorranas en el Embarazo
    Embarazo con Hemorroides
  • Evitar estar demasiado tiempo de pie

Si eres una persona que le gusta estar mucho tiempo sentada o de pie debes alternar esto, debido a que, si estás mucho tiempo en la misma posición las hemorroides empezaran a arder, y sentirás una especie de quemazón en la zona del recto.

  • No debes aguantar las ganas de ir al baño

Si te urge ir al baño, debes ir lo más pronto posible, si aguantas las ganas de ir al baño, las venas que se encuentran en el recto ejercerán una presión en el intestino grueso, y esto podrá causar que las hemorroides salgan, y haya un dolor inmenso a la hora de la expulsión de las heces, y no solo habrá dolor, también habrá un derrame leve de sangre, que podría ser muy incómodo.

Cómo prevenir las hemorroides en el embarazo

Es común sentir vergüenza si tienes esta enfermedad, a pesar de que el 40% de las mujeres sufren de este tipo de enfermedad durante el embarazo, es muy común sentir pena frente a un médico, pero también podrías asistirte profesionalmente en la comodidad de tu casa sin necesidad de tener que salir a ver un doctor.

Principalmente debes evitar el estreñimiento que mencionado anteriormente, es es la primera causa de las hemorroides en el embarazo, podrías evitar el estreñimiento teniendo una dieta alta en fibras y proteínas, comidas como vegetales y granos son los ideales para evitar que te comience esta enfermedad.

Pero comer sano y mantener una dieta no lo es todo, también debes tomar jugos, y mucho líquido en el día, un mínimo de 5 vasos de agua por día, de esta forma te encontraras bien hidratada, y a la hora de ir al baño se te facilitara la expulsión de las heces. Y si es necesario debes comprar algún tipo de medicamento para ablandar las heces, y estás puedan ser expulsadas con facilidad.

Hacer ejercicios, y mantener una buena rutina ayudan a la circulación de la sangre en el cuerpo de esta forma, podrías evitar la inflamación en las venas que se ubican en el recto, pero no debes exagerar de tu rutina de ejercicios, si empiezas a sentir agotamiento debes parar y continuar el día siguiente, tampoco puedes permanecer mucho tiempo sentada ni de pie, todo debe estar equilibrado para poder mantenerte sana durante este periodo.