【 Cirugía de hemorroides 】 ¿Cómo es y cuando la necesito? Saltar al contenido

Cirugía de hemorroides

Cirugia para las hemorroides

La enfermedad hemorroidal se trata de inflamación del canal anal, generalmente en nudos cuyo tamaño varían según su gravedad. Dicha inflamación puede darse de forma externa e interna.

Las hemorroides se deben a muchos factores, y sus consecuencias son síntomas como el dolor, el picor, sangrado entre otros.

Cuando aparecen estos síntomas, lo aconsejable es seguir distintos remedios caseros para aliviar los malestares, y luego bien seguir un tratamiento médico o un tratamiento natural como “Hemorroides Control” que fue lo que me ayudó a mí en mi caso.

Pero existe también otra alternativa, que es de lo cual te quiero hablar hoy y es de las cirugías de hemorroides

Cirugia para las hemorroides
Cirugía de las hemorroides

Cirugía de hemorroides – Todo lo que debes Saber

Existes distintos tipos  de cirugías para hacerle frente a las hemorroides.

  • Cirugía convencional

Esta cirugía por lo general no es dolorosa debido a la anestesia que se aplica al paciente.  Pero el postoperatorio, o el tiempo después de la operación sí que se experimenta bastante dolor y debido a eso es  necesario  que el medico quirógrafo ordene suficiente medicación para amortiguar el dolor.

 

  • Cirugía Láser.

Este tipo de cirugía se aplica con láser a la zona afectada, es más efectiva que la anterior ya que lesiona menos los tejidos, por lo que el dolor postoperatorio es considerablemente menor. Y el tiempo en puedes regresar a las actividades cotidianas también es mucho más rápido.

Es  bastante más efectivo  que la cirugía convencional, pero su gran desventaja es su precio. Lastimosamente la cirugía convencional tiene en muchos países un precio elevado y la cirugía láser aún más.

 

 

Riesgo de la operación de hemorroides

Como hemos visto la cirugía de hemorroides, es una buena solución para el problema de hemorroides, pero como todo en la vida especialmente si hablamos de cirugía, conlleva algunos riegos, que son importante que conozcas. Aunque no son para nada común es mejor que estés prevenida en caso que vayas a realizarte dicha operación.

  • Incontinencia Fecal

Durante la cirugía hay muy mínimas posibilidades de estropear el esfínter, si esto ocurre es grave, quizá lo peor que puede ocurrir durante una cirugía de este tipo, ya que conlleva a una incontinencia fecal, es decir a no poder controlar la defecación. Y el procedimiento para sanar el esfínter es bastante complejo y demora un tiempo considerable.

 

  • Bajo efecto Anestesia

Como en toda operación, existe el riesgo que el efecto de la anestesia no resulte tan bien como se esperaba. En ese caso el dolor que se experimenta durante la cirugía es mayor al que debería.

 

  • Infección de la zona anal

Es posible que la zona donde se realizó la intervención quirúrgica resulte infectada en los días posteriores, obligando a realizar otro tratamiento paralelo para solucionar este problema.

 

  • Nueva aparición de hemorroides

 

Aunque esto al igual que el resto de riesgos que te he mencionado no son muy habituales en lo absoluto, se da el caso en muy pocas ocasiones que las hemorroides vuelven a aparecer luego de una cirugía, esto se debe a que el momento de realizar la cirugía, no se logró exterminar todas las venas necesarias para acabar del todo con la enfermedad.

 Esto es algo que regularmente se escapa de las manos de los cirujanos ya que tiene que ver más con otros factores como la manera en que ha desarrollado las hemorroides cada persona.

 

  • Dolor al orinar

Este es una circunstancia que se da de forma más habitual que los que te he mencionado anteriormente, pero de igual forma no se da en todos los casos. Se trata de dolor y malestar  en la zona recién operado al momento de orinar o incluso tiempo después de hacerlo. Dicho dolor ira descendiendo con los días hasta ser casi nulo.

 

Conclusión

En conclusión la cirugía para las hemorroides es un método bastante efectivo para acabar con las hemorroides, es recomendable y tiene ventajas como una recuperación rápida y como principal desventaja tiene su elevado precio.